La invención croata con la que Usted escribió sus primeras letras y las cartas de amor

La invención croata con la que Usted escribió sus primeras letras y las cartas de amor

La penkala escribe con corazón

Quizás con una penkala Usted escribió en su cuaderno la primera letra que había aprendido o su primera carta de amor. Cierto se acuerda bien de la caligrafía clara de su abuela en una de las cartas de cumpleaños o de una de las tarjetas de su madre para hacerle recordar del almuerzo, y probablemente su mano tembló mientras, teniéndolo, escribía un examen muy difícil en la facultad, que estaba preparando durante los meses.

 

Con él seguramente fueron escritas unas de las palabras las más hermosas en la historia y dibujadas las cosas que iban a cambiar el mundo... Todo es posible gracias a la invención croata que se llama penkala y es utilizada por millones de personas en el mundo entero.

 

Nos gusta presentarle el ingeniero Eduard Slavoljub Penkala (1871 – 1922) quien se volvió famoso en el mundo entero gracias al primer lápiz mecánico y figura entre los más grandes innovadores del principio del siglo 20. Realmente, antes de esta invención la gente escribía con lápices, pero las de madera debían afilarlas, mientras que las mecánicas eran raras y complicadas. Así era hasta el 24 de enero de 1906, cuando del taller de Penkala, situado en Zagreb, en la Plaza de rey Tomislav, fue presentada la solicitud de patente número 36946 en la oficina de Budapest y con el número 3690/1906 y 183242 en Londres.

 

Ya unos meses después el mundo se enteró de esta nueva sensación. Gracias a las primeras diez muestras de esta lápiz revolucionaria, comenzaron a llegar pedidos de penkala y los periódicos publicaban artículos de este lápiz milagroso que no debe afilarse. Ya el año siguiente, 1907, el ingeniero creativo e incansable Penkala inventó el clip. Se trata del mecanismo de sujeción en el bolsillo con el que los bolígrafos o las plumas estilográficas se sujetan en el bolsillo exterior o interior. Debe admitir, genialmente simple.

 

Durante su vida Eduard Slavoljub Penkala presentó más de 70 solicitudes de patente, entro los cuales son el termo y la bolsa de agua caliente, el cepillo de dientes rotativo, la lámpara de bolsillo, detergente para ropa y el insecticida, siendo también el creador del primer avión croata. No sería mal anotar todos estos hechos fascinantes. Claro, ¡con una penkala!

 

Curiosidad:

El símbolo de la penkala, un hombrecito simpático con la nariz afilada a una oreja grande en la que lleva un lápiz, es la caricatura del mismo ingeniero Eduard Slavoljub Penkala.